Contaminación del aceite con crudo combustible

La contaminación del lubricante de motor con crudo combustible puede causar desde una falla catastrófica del motor hasta una degradación prematura del aceite lubricante, afectando sus propiedades y su capacidad de proteger adecuadamente los componentes del motor.

Esta degradación se refleja en una baja tasa de consumo de aceite y afecta los parámetros de viscosidad, sulfatación, TBN y la presencia de metales provenientes del crudo combustible como lo son en su orden el Vanadio (V), Níquel (Ni) y Sodio (Na). Metales que no se encuentran presentes en la formulación de un lubricante de motor.

Es importante resaltar que estos metales tienen una relación directa con la calidad y origen del crudo combustible y el contenido de asfáltenos presente en el mismo; Igualmente reaccionan químicamente con temperatura y sub productos de la combustión para producir ácidos, lacas y sulfuros que afectan la eficiente y vida útil del motor.

Objetivo:

Determinar la relación del contenido (ppm) de los metales Vanadio (V), Níquel (Ni) y Sodio (Na) reportados en el análisis de aceite usado como un parámetro adicional de alerta que indica un grado de contaminación con asfáltenos.

Esta relación constituye un criterio adicional a los reportados en el análisis de aceite usados que facilita la interpretación de los mismos y elimina la necesidad de realizar pruebas especiales (contenido de asfáltenos %W), reduciendo considerablemente el tiempo de respuesta y por lo tanto el riesgo del equipo a presentar una falla catastrófica y/o desgaste prematuro de los componentes del motor.

Beneficios de determinar la contaminación con crudo:

  • Evitar fallas catastróficas asociadas a pérdidas de las propiedades del lubricante.
  • Mantener la eficiencia del motor dentro de los parámetros del fabricante.
  • Optimizar las propiedades del lubricante para alcanzar los periodos de cambio establecidos.
  • Determinar oportunamente el inicio de una contaminación con crudo para tomar acciones correctivas.
  • Reducir los gastos asociados con análisis de laboratorio para pruebas de asfáltenos.
  • Tener mayores criterios técnicos para la interpretación y diagnóstico de los análisis de aceites usados.

Causas probables de contaminación con crudo:

  • Los asfáltenos en el crudo se encuentran en suspensión y se precipitan cuando hay variaciones significativas en la presión.

y/o en la temperatura, características comunes en la operación de los equipos.

  • Presión remanente en el sistema de inyección cuando el motor está apagado.
  • Fugas en las bombas de combustible, inyectores en mal estado, anillos pegados o partidos como resultado de los depósitos acumulados.
  • No realizar una adecuada limpieza del cárter de aceite al momento del cambio.

Efectos de la contaminación con crudo:

  • Reducción de la tasa de consumo natural del motor (rellenos de lubricante).
  • Degradación del lubricante, perdida de efectividad de los aditivos y aumento en la volatilidad del mismo.
  • Corrosión en frio y a altas temperaturas: El vanadio actúa como catalizador en las reacciones de azufre, lo que aumenta la corrosión en frio y junto con el sodio son los causantes principales de la corrosión a altas temperaturas.
  • Formación de depósitos: Cuando el vanadio y el sodio se oxidan se genera un fluido pseudoplástico que se adhiere formando depósitos en las válvulas de escape y en los turbo cargadores que atacan químicamente al metal, afectando la transferencia de calor óptima y la eficiencia del mismo.
  • Depósitos en pistones: formación de depósitos en las partes más calientes del motor (bajo la corona del pistón y ranuras de los anillos).
  • Blow-By que degrada prematuramente las propiedades del lubricante, como consecuencia de anillos pegados.
  • Desgaste prematuro del bruñido de la camisa y por lo tanto de la compresión del motor.
  • Lodos negros: Aumenta la probabilidad de formación de depósitos en las partes más frías del motor (cárter, ejes de balancín, caja de levas, pasos de aceite, filtros).
  • Aumento en la viscosidad: mayor viscosidad dificulta el paso del lubricante por los conductos de lubricación, es más difícil su bombeo, y ocasiona potenciales problemas de refrigeración.
  • Atascamiento bomba de combustible: Los asfáltenos forman depósitos adversos en bombas de combustible que puede disminuir su eficiencia y afectar potencialmente su operación.

 

Escrito por:

Andrea Paola González, SGS Ingeniera de Soporte Técnico.

Ing. Henry Tinoco, Chevron Field Specialist, STLE – CLS.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *