Tips de lubricación

Al momento de seleccionar un lubricante, lo primero que debemos considerar debería ser cuál es la aplicación, sea para un motor diésel, una transmisión manual, diferencial, etc.

Posteriormente, se deben observar cuáles son las condiciones de operación en lo relativo a las temperaturas, velocidades y cargas, como también tener en cuenta las contaminaciones como agua o sílice que pueden estar presentes en el ambiente en el que estén operando los equipos.

Con los requerimientos de la aplicación y condiciones de operación del equipo en mente, se deben revisar las propiedades del lubricante a ser utilizado.

Es muy importante, como regla general y con mayor prioridad, seguir las recomendaciones del fabricante del equipo en cuanto a los niveles de calidad y características del producto a aplicar.

No importa el tipo de equipo que estemos lubricando, podemos dividirlos en componentes simples como engranajes, cojinetes y superficies deslizantes.

engranajes cojinetes deslizantes Cuando estos componentes, mencionados anteriormente, se mueven uno respecto del otro pueden presentarse, básicamente, dos tipos de movimiento:

(1) Movimiento Deslizante: Tenemos dos superficies en movimiento relativo, simplemente apoyada la superior en la inferior. Se presenta fricción en toda el área de contacto con el consiguiente aumento de temperatura y presencia de desgaste en las superficies.
op 1 (2) Movimiento Rodante: Tenemos dos superficies en movimiento relativo. No existe contacto directo entre ambas. En este caso, los elementos rodantes (como rodamientos o las ruedas de unos patines) permiten disminuir la fricción y soportan a las superficies en movimiento. Se presenta desgaste, pero en menor proporción.
op 2 A fin de proteger los diferentes componentes se utilizan lubricantes, los cuales tienen que cumplir funciones muy importantes como:

La función más importante es la de separar las piezas que se encuentran en movimiento, logrando con esto controlar la fricción y, por lo tanto, limitar el aumento de temperatura y que se presente desgaste excesivo.
op 3 Otras funciones muy importantes son la de controlar la herrumbre, que consiste en el ataque del agua sobre las superficies metálicas. El lubricante también controla la corrosión generada por ácidos. Las causas de presencia de ácidos en el lubricante son múltiples.

Adicionalmente, el lubricante debe mantener limpios los componentes y sellar donde se requiera como, por ejemplo, entre los anillos del motor y el cilindro. En algunos casos, como en sistemas hidráulicos y en los convertidores de torsión de las transmisiones automáticas, el lubricante es utilizado como medio para transferir potencia.

Finalmente, pero no menos importante, el lubricante debe actuar como agente de enfriamiento entre las partes que se encuentran en movimiento. El lubricante remueve el calor de las partes que se encuentran en movimiento a fin de proteger los componentes de los equipos. Mientras remueve el calor de los componentes, el lubricante debe protegerse a sí mismo. Este debe resistir la oxidación y mantener su viscosidad.

En el próximo boletín miraremos la fricción y sus consecuencias.

Jaime Gallego
Competency Development CCAM Region
STLE: CLS & OMA I
Global Lubricants
Chevron Petroleum Company

2 Comentarios

  1. COSTANTINO CRISPIN TORRES 9 junio, 2017 5:39 am

    Me gustaría subscribirme para recibir este tipo de informaciones, pero no me ha sido posible. Espero me puedan colaborar. Gracias

    Responder
    1. chevron_user 30 junio, 2017 3:06 pm

      ¿Trataste de registrarte en nuestro formulario?

      Responder

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *