¿Cómo lograr un correcto almacenamiento de los lubricantes?

Una buena lubricación y un óptimo rendimiento dependen de un conjunto de factores, mucho se ha dicho y escrito sobre la importancia de seleccionar el lubricante correcto. Sin embargo, hay otro factor fundamental que es almacenar y manipular el lubricante correctamente, de manera que cuando se aplique en el equipo se encuentre en las mismas condiciones que cuando se envasó en la fábrica, es decir que conserve sus propiedades físico-químicas y pueda de esta manera brindar la protección y rendimiento en la aplicación para la que fue desarrollado.

Es necesario tener presente que, si la contaminación o la condición anormal durante el almacenamiento y/o manipulación no se pueden controlar, el resultado final puede ser extremadamente costoso por cuanto no sólo se expone la integridad del equipo que va a ser lubricado, sino la disponibilidad de la operación. Tenga siempre en mente que una parada no programada de un equipo es muy costosa para la operación.

El entorno del almacenamiento de los lubricantes afecta en gran medida su vida útil y rendimiento, por lo cual les recomendamos tener en cuenta las siguientes condiciones:

Temperatura
Tanto altas (superior a 45°C) y bajas (menos de 0°C) pueden afectar la estabilidad del lubricante. El calor aumenta la tasa de oxidación del aceite, lo que puede conducir a la formación de depósitos y aumento de la viscosidad. El frío puede dar lugar a la formación de ceras y de sedimentos. Además, las variaciones de temperatura, sumado a la humedad relativa del entorno, puede dar como resultado que la humedad ingrese a los tambores y esta se convierta en un catalizador de la degradación del lubricante y afecte su vida útil y sus funciones lubricantes. Idealmente, el intervalo de temperatura de almacenamiento debe ser de 0° a 25° C.

Luz
Esta puede cambiar la apariencia y el color de los lubricantes. Los Lubricantes deben almacenarse en sus empaques originales y/o en envases especiales para su manipulación.

Agua
El agua puede reaccionar con algunos aditivos formando insolubles, crecimiento de bacterias y promoviendo la oxidación. Los Lubricantes deben almacenarse en un lugar seco y preferiblemente bajo techo.

Contaminación de sólidos
Se debe evitar almacenamiento en las zonas donde hay un alto nivel de partículas en el aire. Esto es especialmente importante cuando hay productos destapados en uso. El uso de filtración coalescente como respiradores es recomendable.

Separación del aceite en las grasas
El aceite puede separarse de las grasas y en cierto nivel es normal. Las temperaturas superiores a 45° C pueden acelerar esta separación. Es recomendable manipular la grasa de manera homogénea en el tambor, evitando cavidades que contribuyan a esta separación.

PRÁCTICAS RECOMENDADAS PARA EL ALMACENAMIENTO

1. Almacene los Lubricantes en un lugar seco y fresco. Escoja un área interior, donde las partículas
suspendidas en el aire sean mínimas. El almacenamiento interno evita el deterioro de la etiqueta y del envase, requeridos para realizar trazabilidad del producto.

2. Los tambores deben almacenarse a la intemperie, utilice cubiertas de plástico y almacene los tambores inclinados o en posición horizontal con los sellos en la posición 3-9 del reloj.

3. Rote el inventario, primero en entrar, primero en salir y siempre verifique las fechas de producción al recibir el producto de fábrica.

4. Mantenga los tambores limpios de contaminación. Limpie la parte superior del tambor antes de
proceder a dispensar el producto a otro envase y/o a utilizarlo.

5. Utilice herramientas limpias para manipular el producto hasta el punto de la aplicación.

Los lubricantes pueden exceder la duración estimada de vida útil (Shelf Life):

Los lubricantes tienen una vida útil estimada o ‘shelf life’, la cual puede verse afectada positiva o negativamente de acuerdo con las condiciones de almacenamiento.

Un producto sellado y bien almacenado puede superar esta vida útil; sin embargo, después de estas fechas estimadas, es necesario re-certificarlo en los laboratorios de Chevron.

Por lo anterior es indispensable extremar las medidas para proteger el lubricante desde el momento en que se recibe para su almacenamiento hasta el momento en que se aplica al equipo/ componente que se desea lubricar.

 

Henry Tinoco G.
Field Specialist Colombia
STLE, Certified Lubrication Specialist
Chevron Lubricants
Chevron Petroleum Company

2 Comentarios

  1. Alvaro Uribe 7 febrero, 2017 10:00 pm

    Un buen artículo ya que en este podemos aprender que no solo la contaminación en el centro de lubricación por manipulación va en contra del lubricante; sino que tambien hay otros factores a tener en cuenta.

    Responder
  2. Hector Arboleda Toro 13 marzo, 2017 11:46 am

    Excelente articulo, se que muchas personas cambian el aceite aun estando bueno, de ser posible, entregar tabla para cambio de acuerdo al tipo de aceite

    Responder

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *